Recomendaciones para conservar tu casco en buenas condiciones

Recomendaciones para conservar tu casco en buenas condiciones

Limpieza del visor

Es una tarea sencilla, solo hay que limpiarlos depósitos «inoportunos» que se acumulan en la visera, como polvo, tierra, lluvia y los inevitables mosquitos. Es una cuestión de seguridad, no es difícil entender que una vista perfecta de la carretera es fundamental, en todo tipo de condiciones. ¡Así que hay que llevar siempre la visera limpia!  

En primer lugar, haz las cosas con tranquilidad: no limpies la visera del casco cuando estés en marcha. La visera se limpia estando parados, también porque si intentas limpiarla con un guante mientras conduces empeorarás la situación, arriesgándote entre otras cosas a rayarla. Por lo tanto, apoyándote en una mesa, puedes desenganchar la visera del casco y quitar el Pinlock para limpiarla a fondo, hasta por la cara interna. Entonces, puedes utilizar un limpiador multiusos y un paño suave humedecido con jabón neutro y agua tibia. Ayúdate con un cepillo de dientes para limpiar las partes cercanas al mecanismo de enganche.  

Ten cuidado también durante la fase de secado: no utilices fuentes de aire caliente directo ni materiales que puedan rayar la superficie, especialmente si es mate (más delicada que la clásica transparente brillante). Mejor usa un paño suave, limpio y si es posible de microfibra.  

Limpieza de la calota exterior

Lo que vimos respecto a la visera, vale también para la calota exterior del casco; no solo para que brille como si fuera nueva, sino también para comprobar si hay arañazos o signos de desgaste. También en este caso, te aconsejamos desmontar la visera, para poder limpiar los rincones más inaccesibles. Utiliza el limpiador y un paño suave humedecido con agua y jabón neutro. No frotes demasiado fuerte, es mejor tardar un poco más, dejando que la suciedad se ablande para eliminarla con mayor facilidad.  

Limpieza del interior del casco

El interior del casco está en contacto directo con la piel de tu cara, a veces durante muchas horas, por lo que vale la pena lavarlo y desinfectarlo con frecuencia. Si es extraíble (en la mayoría de los casos se pueden desmontar el acolchado superior y el de las mejillas), puedes lavarlo en agua caliente, incluso en la lavadora, hasta un máximo de 35 °C con jabón neutro. También puedes pasar un paño húmedo por las partes internas de la calota, partes que antes quedaban escondidas por el acolchado del casco; lo importante es que el poliestireno no entre en contacto directo con el agua.  

Posteriormente, deja que el interior se seque al aire libre, pero sin exponerlo a fuentes de calor directas, como los rayos del sol, un secador de pelo, radiadores… Antes de volver a montarlas, asegúrate de que todas las piezas estén perfectamente secas para evitar la formación de malos olores y moho.

Sin embargo, para interiores no extraíbles puedes pasar un paño humedecido con jabón neutro y agua tibia, pero si usas mucho el casco, puede que te convenga sustituirlo por uno con un interior extraíble. 

En cualquier caso, para evitar imprevistos, es recomendable consultar el manual de usuario de tu casco para asegurarte de cuál es la mejor manera de higienizar el interior de ese modelo en concreto. 

Tourmodular
  • No limpie su casco con productos derivados del petróleo, solventes, benceno, diluyentes o productos de limpieza abrasivos.
  • No coloque los interiores ni las almohadillas en la secadora después del lavado. Deje que se seque al aire libre.
  • Ningún componente de su casco puede ser dañado por el agua. Lávelo con un detergente suave en agua tibia y déjelo secar al aire libre. Se recomienda lavar a mano, No coloque piezas de revestimiento en la secadora: el exceso de calor puede dañar la espuma y los revestimientos. La pantalla puede limpiarse con jabón suave y agua. La calota de su casco debe limpiarse con agua.

Al momento de usar el casco

  • No circule sin haber previamente sujetado su casco con atención.
  • No utilizar su casco si la pantalla está rayada. Esto puede afectar su visión, especialmente durante una conducción nocturna.
  • No use viseras oscuras o teñidas en condiciones de conducción oscuras o de mala visibilidad.
  • No intente quitar, cambiar o reemplazar la pantalla mientras conduce su motocicleta

Otras consideraciones

  • No modifique ninguna parte de su casco, no taladre la calota, ni corte o presione el revestimiento amortiguador. La instalación de sistemas de sonido, altavoces y micrófonos reduce la capacidad de su casco para protegerlo por lo que no se recomienda.
  • No vuelva a usar su casco si se ha caído o ha estado involucrado en un accidente. Reemplácelo incluso si el daño no es visible a simple vista
  • No coloque su casco en el asiento de la motocicleta o en el tanque de combustible. Podría rodar fácilmente y golpear el suelo causando un daño irreparable. Lo más adecuado es colocar el casco en una superficie plana o en su defecto, sobre el suelo para que no pueda rodar ni caer.
  • No coloque su casco en el espejo retrovisor de su motocicleta: la fuerte presión del borde del retrovisor comprime y daña el revestimiento amortiguador del casco.
  • No deje caer su casco desde cualquier altura sobre una superficie dura. Esto podría causar daños en el acabado de su casco y/o disminuir su capacidad para protegerlo.

Compartir esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.